« El Valor del Oro que tanto codician – Nuestros bienes reales son las cosas del bosque: sus aguas, pescado, caza, árboles y frutos. ¡No mercancía! »


Niña Yanomami, cara pintada con Achiote,
Alto Orinoco, Amazonas, Venezuela – foto: Barbara Crane Navarro


« Cuando un ser humano muere, su fantasma no lleva ninguno de sus bienes a la espalda del cielo, incluso si es muy codicioso. Las cosas que hizo o adquirió se dejan en la tierra y solo atormentan a los vivos reavivando el anhelo de su presencia. .

Somos diferentes a los blancos y nuestro pensamiento es otro. Entre ellos, cuando un padre muere, sus hijos se alegran de decirse unos a otros: “¡Vamos a compartir su mercancía y su dinero y nos los quedaremos para nosotros!”

Nuestros bienes reales son las cosas del bosque: sus aguas, pescado, caza, árboles y frutos. ¡No mercancía!

Por eso, en cuanto alguien muere, hacemos desaparecer todos los objetos que guardaba. Molimos sus collares de cuentas; Quemamos su hamaca, sus flechas, su carcaj, sus calabazas y sus adornos de plumas.

Las piedras, las aguas, la tierra, las montañas, el cielo y el sol son inmortales como los espíritus xapiri. Son cosas que … llamamos parimi, eternas.

El aliento de vida de los humanos es muy corto. Vivimos poco tiempo. »

  • El portavoz y chamán Yanomami Davi Kopenawa

Sitio de minería de oro en territorio indígena

La extracción de oro y el uso indiscriminado de mercurio para encontrar oro convierte partes de los ecosistemas con mayor biodiversidad del mundo en un paisaje lunar de pesadilla.

A nivel mundial, la extracción ilegal de oro es más rentable para las organizaciones criminales, los carteles de la droga, los grupos guerrilleros y las mafias que el narcotráfico. Para los delincuentes que se disfrazan de comerciantes de metales preciosos, el oro es la manera perfecta de blanquear el dinero ilícito de otras actividades ilegales, ya que el oro ilegal se ve exactamente como el oro legal y, a diferencia del dinero de las drogas, las ganancias de la venta de oro ilegal pueden depositarse…

¡POR FAVOR NO COMPRE NI UTILICE ORO!

Hasta el 75% del oro extraído cada año se utiliza para joyería, relojes y otros símbolos de estatus vanos e inútiles vendidos por corporaciones en la industria del lujo, así como minoristas de descuento en todo el mundo.

Decenas de miles de árboles de la selva tropical tienen que ser arrancados de raíz, cientos de toneladas de tierra extraídas y mezcladas con decenas de toneladas de contaminantes ambientales tóxicos que contaminan las tierras nativas para ese anillo de oro especial …

Y, por favor, ¡dé regalos que no destruyan la naturaleza y la vida de los pueblos indígenas!

Casa comunal Yanomami en la selva, Alto Orinoco, Amazonas, Venezuela – foto: Barbara Crane Navarro

Por favor, vea esta película de 48 segundos de la instalación de luz « La lucha de los chamanes Yanomami contra el humo de las epidemias de xawara » que se incluye aquí:

EXTENDIDA LA EXPOSICIÓN – “Pas de Cartier !” – Los Yanomami y los árboles – Oro minero y oro de lujo / COVID-19 difundido por Mineros de oro… ahora hasta el 12 de noviembre 2021

Niña Yanomami con cachorros en la casa comunal, Amazonas, Venezuela – foto: Barbara Crane Navarro

Y por favor escuche el mensaje del chamán aquí:

ESCUCHE EL MENSAJE DEL CHAMAN YANOMAMI

* El chamán Yanomami citado se refiere a la destrucción de la selva tropical y las vidas indígenas desde la “conquista de las Américas” por los europeos blancos (no nativos), que comenzó hace 520 años …

Esta destrucción continúa y está constantemente dañando más territorio Yanomami y degradando más vidas Yanomami. En 1993, los mineros masacraron a 16 Yanomami en la aldea de Haximú. En mayo de 2021, mineros fuertemente armados atacaron a los Yanomami a diario durante más de una semana en el pueblo de Palimiú y el pueblo de Maikohipi en junio.

Los mineros también están propagando el Covid-19 entre muchas poblaciones indígenas en los nueve países de la región amazónica.

About Barbara Crane Navarro - Rainforest Art Project

I'm a French artist living near Paris. From 1968 to 1973 I studied at Rhode Island School of Design in Providence, Rhode Island, then at the San Francisco Art Institute in San Francisco, California, for my BFA. My work for many decades has been informed and inspired by time spent with indigenous communities. Various study trips devoted to the exploration of techniques and natural pigments took me originally to the Dogon of Mali, West Africa, and subsequently to Yanomami communities in Venezuela and Brazil. Over many years, during the winters, I studied the techniques of traditional Bogolan painting. Hand woven fabric is dyed with boiled bark from the Wolo tree or crushed leaves from other trees, then painted with mud from the Niger river which oxidizes in contact with the dye. Through the Dogon and the Yanomami, my interest in the multiplicity of techniques and supports for aesthetic expression influenced my artistic practice. The voyages to the Amazon Rainforest have informed several series of paintings created while living among the Yanomami. The support used is roughly woven canvas prepared with acrylic medium then textured with a mixture of sand from the river bank and lava. This supple canvas is then rolled and transported on expeditions into the forest. They are then painted using a mixture of acrylic colors and Achiote and Genipap, the vegetal pigments used by the Yanomami for their ritual body paintings and on practical and shamanic implements. My concern for the ongoing devastation of the Amazon Rainforest has inspired my films and installation projects. Since 2005, I've created a perfomance and film project - Fire Sculpture - to bring urgent attention to Rainforest issues. To protest against the continuing destruction, I've publicly set fire to my totemic sculptures. These burning sculptures symbolize the degradation of nature and the annihilation of indigenous cultures that depend on the forest for their survival.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

3 Responses to « El Valor del Oro que tanto codician – Nuestros bienes reales son las cosas del bosque: sus aguas, pescado, caza, árboles y frutos. ¡No mercancía! »

  1. nedhamson says:

    Reblogged this on Ned Hamson's Second Line View of the News and commented:
    see the video

    Liked by 1 person

  2. Pingback: El Valor del Oro que tanto codician — Barbara Crane Navarro – Tiny Life

Leave a Reply to nedhamson Cancel reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s