Psicópatas vendiendo el futuro de la Amazonía: misioneros fanáticos, políticos sin escrúpulos, mineros de oro ilegales que transmiten un virus mortal y varios grupos de presión / borrando la existencia indígena en tiempos de Coronavirus – Parte 5

El misionero evangélico Ricardo Lopes Dias fue destituido de su cargo como jefe de la “Coordinación general de pueblos indígenas aislados y recientemente contactados” por el juez Antonio Souza Prudente, quien consideró que su nombramiento era claramente un conflicto de intereses y una amenaza para La política de contacto no forzado con pueblos indígenas aislados voluntariamente y el principio de autodeterminación, conceptos fundamentales de FUNAI.

El actual presidente de FUNAI, Marcelo Augusto Xavier, hizo una orden especial una semana antes del nombramiento de Lopes Dias que le permitió aceptar el cargo de jefe del CGIIRC para el que no habría sido calificado previamente. Esta orden también fue cancelada.

foto: Gleilson Miranda / FUNAI – detalle

FUNAI ha dicho que cumplirá con la decisión del juez Prudente, pero planea apelar ante los tribunales superiores. El presidente de FUNAI también es un oficial de policía federal del estado de Mato Grosso, baluarte de la agroindustria y principal productor de soja y maíz, con 30 millones de reses, diez veces su población humana.

Los años en que Sydney Possuelo, que dedicó su vida a la protección de grupos indígenas aislados, estaba al frente del CGIIRC, terminó en 2006 después de criticar al director de FUNAI en ese momento y de ser destituido de su cargo. En los años siguientes, FUNAI fue parcialmente desmantelado y debilitado.

foto: Joao Laet / AFP / Getty Images El ganado pasta con un área quemada en el fondo después de un incendio en la selva amazónica cerca de Novo Progresso, Estado de Pará, Brasil, 25 de agosto de 2019 – Brasil desplegó dos aviones C-130 Hércules para extinguirlos incendios que devoran partes de la selva amazónica, cuando se iniciaron cientos de incendios nuevos y una creciente protesta mundial por los incendios provocó protestas y amenazó un gran acuerdo comercial.

Con el nombramiento de Lopes Dias suspendido, el proyecto de ley PL1142 / 2020 fue aprobado en el Congreso para abordar la amenaza del coronavirus a los pueblos indígenas con medidas urgentes, pero los legisladores evangélicos incluyeron en el último momento una sección que permite a los misioneros acceder a los territorios de grupos indígenas aislados.

Misioneros evangélicos fundamentalistas, ansiosos por ver a más almas “no alcanzadas” convertidas al Evangelio, han estado tratando durante décadas de contactar a otras comunidades indígenas aisladas y han encontrado un aliado en la persona de Bolsonaro que ganó el elección con el apoyo de evangélicos, buscadores de oro, madereros y criadores y varios grupos de presión. Bolsonaro les hizo espléndidas promesas electorales.

Steve Campbell, un misionero evangélico estadounidense, que ingresó ilegalmente en el área ocupada por Hi-Merimã, una de las pocas docenas de pueblos indígenas en Brasil que no tuvo contacto con el mundo exterior.

Bolsonaro y Ricardo Salles, el Ministro de Medio Ambiente, presionaron para que se promulgue una legislación que abra las tierras indígenas a la explotación comercial. El video de la reunión de abril revela que Salles propone utilizar el desvío de atención creado por el enfoque de los medios en COVID-19 para cambiar las leyes para desregular las normas ambientales y “pastar ganado” en la Amazonía. El gobierno está presionando para que se apruebe una ley que permita a los ganaderos y agricultores que ocupan ilegalmente tierras en territorios indígenas protegidos reclamar el título legal. Los líderes indígenas llaman a esta ley sinvergüenza “la ley de acaparamiento de tierras”.

El vicepresidente de Brasil, general Hamilton Mourão, insistió de manera inverosímil en que la ley ayudaría a frenar la deforestación y dijo que no saber con precisión quién es el propietario de la tierra dificulta el procesamiento de los daños. , independientemente del hecho de que el gobierno ha suspendido las multas por destrucción ambiental desde octubre y los delincuentes conocidos no han sido castigados.

Los datos satelitales muestran que la destrucción de los bosques ha aumentado debido a la facilitación deliberada e imprudente de la explotación comercial defendida por Bolsonaro.

foto: Bloomberg

FUNAI aún no ha presentado un plan coherente para ayudar a las comunidades aisladas a evitar la contaminación con COVID-19. Las muertes indígenas por el virus ocurren principalmente en áreas donde los mineros de oro son portadores de la enfermedad. Durante la pandemia, los mineros de oro ilegales continúan ganando terreno; deforestación y minería en territorios indígenas y poner en peligro pueblos de pueblos aislados.

La pandemia de coronavirus ha servido como una excusa para privar a los pueblos indígenas de sus derechos garantizados constitucionalmente y ponerlos en riesgo de genocidio.

Foto: minas de oro a cielo abierto / OJbor

El coronavirus ha infectado a más de mil indígenas en Brasil, y cientos han muerto; Esta tragedia de salud aumenta cada día. En gran parte de la región amazónica, las personas solo pueden llegar a un hospital en bote o avioneta. La distancia desde la unidad de cuidados intensivos más cercana es de entre 300 y 1,000 kilómetros de las aldeas. Estos problemas estructurales se han intensificado ya que hay pocas camas de cuidado intensivo o respiradores disponibles para todos los pacientes que los necesitan.

Los hospitales de campaña no están construidos en territorios indígenas y las personas indígenas con coronavirus tienen una tasa de mortalidad que duplica el promedio nacional. El número de nativos infectados con el virus aumenta exponencialmente.

La aparente agenda gubernamental sobre el ecocidio y el etnocidio; la naturaleza está a la venta y los pueblos indígenas pueden desaparecer mientras los grupos de presión logren ganar más dinero, causen devastación y duelo en las comunidades indígenas de la Amazonía.

imagen original Gleilson Miranda / re-elaborada por Barbara Crane Navarro

Una de las inmensas tragedias que representan estas muertes es la pérdida de la sabiduría de los ancianos de cada comunidad indígena diezmada por el virus; narradores de mitos ancestrales, conocedores de tradiciones de baile, canciones y rituales, chamanes y curanderos que se comunican con las plantas y los espíritus del bosque …

About Barbara Crane Navarro - Rainforest Art Project

I'm a French artist living near Paris. From 1968 to 1973 I studied at Rhode Island School of Design in Providence, Rhode Island, then at the San Francisco Art Institute in San Francisco, California, for my BFA. My work for many decades has been informed and inspired by time spent with indigenous communities. Various study trips devoted to the exploration of techniques and natural pigments took me originally to the Dogon of Mali, West Africa, and subsequently to Yanomami communities in Venezuela and Brazil. Over many years, during the winters, I studied the techniques of traditional Bogolan painting. Hand woven fabric is dyed with boiled bark from the Wolo tree or crushed leaves from other trees, then painted with mud from the Niger river which oxidizes in contact with the dye. Through the Dogon and the Yanomami, my interest in the multiplicity of techniques and supports for aesthetic expression influenced my artistic practice. The voyages to the Amazon Rainforest have informed several series of paintings created while living among the Yanomami. The support used is roughly woven canvas prepared with acrylic medium then textured with a mixture of sand from the river bank and lava. This supple canvas is then rolled and transported on expeditions into the forest. They are then painted using a mixture of acrylic colors and Achiote and Genipap, the vegetal pigments used by the Yanomami for their ritual body paintings and on practical and shamanic implements. My concern for the ongoing devastation of the Amazon Rainforest has inspired my films and installation projects. Since 2005, I've created a perfomance and film project - Fire Sculpture - to bring urgent attention to Rainforest issues. To protest against the continuing destruction, I've publicly set fire to my totemic sculptures. These burning sculptures symbolize the degradation of nature and the annihilation of indigenous cultures that depend on the forest for their survival.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

3 Responses to Psicópatas vendiendo el futuro de la Amazonía: misioneros fanáticos, políticos sin escrúpulos, mineros de oro ilegales que transmiten un virus mortal y varios grupos de presión / borrando la existencia indígena en tiempos de Coronavirus – Parte 5

  1. Robo de políticos, corporaciones y misioneros. Siempre se refiere a los recursos naturales cerca de los cuales viven y no tiene nada que ver con su bienestar o su alma. ¡Abyecto!

    Liked by 1 person

  2. Malditos sinvergüenzas sin escrúpulos, sin pensar en el futuro de los pueblos indígenas; codicia al extremo…

    Liked by 1 person

  3. czls says:

    Delincuente. La “Palabra de Dios” torcida por la avaricia del hombre. ¡Déjalos en paz por el amor de Cristo!

    Liked by 1 person

Leave a Reply to alessandrascarpulla Cancel reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s